La influencia de la fatiga en las lesiones deportivas: el escenario de La Liga 2020/21

Si sois amantes del fútbol habréis sido testigos del aumento de las lesiones que han tenido lugar en los equipos de nuestra liga.


Cada lesión tiene unos factores de riesgo propios y a su vez otros relacionados con el propio deportista, sin embargo hay aspectos que son comunes en la mayoría de los casos. Uno de ellos es la FATIGA.




Quien conoce un poco las bases del entrenamiento sabe de la importancia que tiene una buena recuperación a la hora de conseguir el rendimiento máximo en cualquier deportista. Para exponer los motivos de programar la recuperación es necesario desarrollar el concepto de la fatiga.


La fatiga se suele definir como un estado en que se encuentra un deportista cuando no es capaz de mantener un determinado nivel de rendimiento que hipotéticamente no debería tener ningún problema en conservar. Además del estado físico, a nivel psicológico el deportista sufre problemas tanto a nivel emocional, cognitivo y conductual.


A continuación vamos a visibilizar los diferentes tipos de fatiga y los estímulos que produce en el deporte una buena recuperación.


Hay diferentes tipos de fatiga en función del:




Tanto la fatiga central como el síndrome del sobreentrenamiento son estados de alerta en cualquier deportista. Y a los que nunca se debería llegar, ya que en los estadíos anteriores ya aparecen señales de alarma que tanto el propio deportista como el equipo técnico debería percatarse.


Para evitar que la fatiga derivada de los entrenamientos se acumule es necesario planificar una correcta recuperación guiada en todo momento por un profesional. El masaje, la presoterapia, la crioterapia, la hidroterapia… dentro de la fisioterapia son estrategias de gran ayuda, junto con la nutrición y el descanso, a la hora de prevenir lesiones y aumentar el rendimiento deportivo. Haciendo hincapié en este último aspecto, el del rendimiento deportivo, os preguntareis como es posible que durante periodos de descanso sea posible interceder en el nivel deportivo, tan solo se necesita una palabra para responder a esta pregunta… SOBRECOMPENSACIÓN. Es el momento en el cual obtienes los frutos de todo el trabajo realizado anteriormente permitiendo generar adaptaciones en el deportista que le permita tener una mejora en su rendimiento deportivo.


Sin embargo, los periodos de recuperación junto con las sesiones de fisioterapia no siempre se planifican correctamente, incluso hay veces que las propias demandas deportivas no permiten abordar la recuperación de los deportistas de la manera deseada y es en ese punto donde el riesgo de que se produzca una lesión aumenta considerablemente.


Un ejemplo actual sobre lo que estoy haciendo referencia es lo que está sucediendo en el fútbol masculino de primera división. Siempre ha habido lesiones, pero nunca con tanta frecuencia. Desde que acabamos la cuarentena y empezaron los partidos de fútbol, era raro el partido en que no hubiera alguna rotura muscular. ¿Cuál fue la causa? ¿Qué había cambiado? Varias cosas:


  • El inicio prematuro de las competiciones no permitió a los futbolistas realizar una adecuada preparación física para enfrentarse a esfuerzos máximos como los que se realizan en un partido. Lo que les expone a tener un riesgo más elevado de lesión.


  • El diseño del calendario de la temporada 2020/2021. La acumulación de varios partidos cada semana es un factor de riesgo para que un jugador se lesione. Aunque se controlen los parámetros necesarios para llevar a cabo una buena recuperación (nutrición, descanso, fisioterapia…) los tiempos fisiológicos teóricos para realizar esfuerzos máximos no se respetan. Los jugadores empiezan a acumular fatiga y es ahí cuando las lesiones tienen más posibilidades de aparecer.


  • La sobrecarga de partidos por parte de algunos jugadores. Ya que en algunos equipos la rotación es mínima dentro del equipo titular. En vez de apoyarse en el banquillo para permitir la recuperación del resto de jugadores, optan, partido tras partido, por salir con la misma alineación al campo.


Según el diario MARCA, en un artículo publicado con la colaboración de Ripoll y De Prado (Sport Clinic) y la empresa Biyectiva Technology cuyo titular es “ El “factor Covid”: Las lesiones musculares marcarán la temporada”; predecían un aumento del 39% en las lesiones en las 4 primeras jornadas de LaLiga, lo que finalmente se ha traducido en un 38%, una vez transcurrido este periodo de competición. Haciendo una diferencia en función del tipo de lesión, según este informe las lesiones musculares aumentaron un 35% con respecto a su valor habitual y aquellas más graves y con peor pronóstico se elevaron hasta un 30%. Además, se analizó el momento exacto donde se producían más lesiones durante los partidos y se llegó a la conclusión de que la mayor parte de ellas tenían lugar entre los minutos 60’ y 90’ de juego. Respaldando por tanto la hipótesis del papel que ejerce el control de la fatiga a la hora de la prevención de lesiones.

A continuación adjunto el link del artículo completo para quien quiera profundizar más en este informe:

https://www.marca.com/futbol/2020/07/02/5efdb24a268e3e841a8b459d.html


Si esto ocurre en equipos y deportistas profesionales, imaginad cual sería la situación de aquellos equipos y deportistas que no priorizan la prevención y la recuperación.


¿Merece la pena exprimir al máximo a nuestros deportistas? El deporte de competición está ligado a las lesiones, está claro que no vas a evitar el 100% de ellas, pero si está en nuestra mano reducir ese porcentaje de lesionados ¿por qué no hacemos algo al respecto?.


Idaira Prieto, fisioterapia Human Perform