¿Qué es la diatermia? ¿Cómo puede ayudarte?

El dolor es seguramente, la causa más habitual de consulta clínica y para tratar de aliviar esa sintomatología y otras, el campo de la fisioterapia cuenta con diversas herramientas de trabajo.


Este documento tiene por objeto aproximar la diatermia como método de intervención en fisioterapia para tratar tanto el dolor y la recuperación de los tejidos, como la prevención de lesiones.


La diatermia se enmarca dentro de la electroterapia y más concretamente, dentro de la alta frecuencia. Es un método físico de probada eficacia para el tratamiento y prevención de las diferentes afecciones del complejo neuro-músculo-esquelético. Genera un estado de fiebre local dirigida, prolongada y controlada para lograr unos efectos terapéuticos fisiológicos.


Desde la antigüedad es comúnmente conocido el efecto positivo de los estados febriles del organismo por lo que, ya en el S. V a. C, Hipócrates acuñó la famosa frase:

“Dadme una fiebre y yo curaré cualquier enfermedad”.

Las lesiones del sistema músculo esquelético siguen una progresión con estudiadas características físico- químicas desde el momento de su aparición hasta su conclusión y suelen acompañarse de dolor. Conociendo los mecanismos que se activan en el transcurso de la lesión y generando un calor endotérmico en la profundidad de los tejidos con un correcto criterio clínico, se puede conseguir acelerar determinados procesos celulares y actuar sobre su entorno, logrando: reducir los tiempos de recuperación, mitigar el dolor (gate control theory) y previniendo una posible lesión antes de que aparezca.

Los cambios tisulares y celulares (de manera generalizada) que ser producen durante y posteriormente a la aplicación de la diatermia, se llevan a cabo a través de las diferentes acciones y efectos que genera esta técnica.


La más significativas, la acción térmica, desencadenará:

Diatermina Fisioterapia Human Perform

En consecuencia, se desencadenan una serie de efectos como son:

  1. Efecto analgésico: el calor genera un efecto sedante al evitar que el dolor sea percibido por el cerebro.

  2. Efecto antiinflamatorio: pese a que el calor no es el mejor aliado del edema o la inflamación; el aumento de sangre con nutrientes y oxígeno, unido al aumento del metabolismo celular y eliminación de sustancias de desecho y factores pro inflamatorios reducen la inflamación y la presión que se ejerce sobre los receptores de la zona.

  3. Efecto regenerador del tejido: se aumenta la función celular al estimular sus procesos y presentarse un ambiente rico en nutrientes y oxígeno.

  4. Efecto antiespasmódico: se reducen los niveles de tensión y activación del complejo músculo esquelético.


En definitiva, los efectos, derivados de las reacciones que se producen en el interior del organismo, nos ayudan en la difícil tarea de acelerar el proceso intrínseco de curación del cuerpo humano y también, sin presentar una lesión previa, ayudan a reducir los niveles de activación del músculo generando una profilaxis en la aparición de lesiones cuando los niveles de activación están evidentemente elevados.



Gonzalo Puente Arribas

Fisioterapia y readaptación de lesiones en Human Perform