COVID PERSISTENTE

Sin tratamiento pero con un horizonte a explorar

Entonces, ¿Cómo podemos ayudarte?


¿Quién nos iba a decir hace un año que estaríamos viviendo aquello que solo pasaba en las películas?. ¿Que ya no íbamos a poder hablar con sonrisas, ni saludarnos como siempre lo habíamos hecho?. Pero sobre todo… ¿Quién nos iba a decir que íbamos a perder tanto?.


Llevamos vividos unos meses complicados, llenos de ausencias, preocupación, incertidumbre… pero ¿que os voy a contar que no hayáis vivido en vuestra propia piel?. El objetivo de este post no es contar el pasado, es hablar de la superación colectiva.


El trabajo de un sanitario es vocacional, nos llena ayudar a los demás y mejorar su calidad de vida. Y en definitiva, eso es lo que hacemos los FISIOTERAPEUTAS.

Durante esta pandemia se ha hablado de los enormes beneficios que conseguimos en pacientes hospitalizados y concretamente en aquellos que están en la UCI.

Pero antes de entrar a valorar el trabajo de un fisioterapeuta de UCI, vamos a retroceder al principio. A estas alturas del año seguro que no hay ninguna duda, pero…


¿Qué es la Covid-19?.


Según la OMS (Organización Mundial de la Salud): “La COVID-19 es la enfermedad infecciosa causada por el coronavirus que se ha descubierto más recientemente. Los síntomas más habituales de la COVID-19 son la fiebre, la tos seca y el cansancio. Otros síntomas menos frecuentes que afectan a algunos pacientes son los dolores y molestias, la congestión nasal, el dolor de cabeza, la conjuntivitis, el dolor de garganta, la diarrea, la pérdida del gusto o el olfato y las erupciones cutáneas o cambios de color en los dedos de las manos o los pies. Estos síntomas suelen ser leves y comienzan gradualmente. Algunas de las personas infectadas solo presentan síntomas levisimos.”






Ahora bien, ¿Cómo puede intervenir un fisioterapeuta contra un virus de estas características?.


Tenemos varias formas de trabajar con pacientes ingresados tanto en planta como en UCI, por ejemplo con:


  1. Movilizaciones. Se dice del ser humano que es un ser de movimiento. La inmovilización prolongada en cama es muy perjudicial, por lo que las técnicas de movilización precoz (pasiva, activa-asistida, activa) evitan la aparición de complicaciones derivadas del tiempo que estos pacientes están encamados, ayudando además a reducir su estancia en la UCI, donde se observa que la evolución de la enfermedad suele ser bastante más favorable.

  2. Fisioterapia Respiratoria: Estas técnicas son fundamentales para mantener la funcionalidad del tejido respiratorio y de sus características (fuerza, elasticidad...). Sobre todo en esta infección que ataca entre otros al tejido respiratorio.


Alejémonos ahora del contexto hospitalario. Muchos pacientes que han conseguido superar la enfermedad, mantienen meses después síntomas que les incapacitan en su día a día, a pesar de haberse recuperado. A esto se le conoce como COVID PERSISTENTE.


Por tanto la Covid-19 es una enfermedad que deja secuelas graves (motoras, neurológicas, cognitivas, psicológicas…) en el ser humano una vez superada la infección.


Los síntomas más frecuentes son:

  • Cansancio y astenia

  • Malestar

  • Dolores de cabeza

  • Bajo estado de ánimo

  • Dolores musculares

  • Falta de aire (disnea)

  • Problemas de concentración y memoria

  • Ansiedad

  • Mareos

  • Hormigueo en las extremidades


¿Puede un Fisioterapeuta ayudarme? ROTUNDAMENTE SÍ.


Está claro que aún no conocemos ni la tercera parte de esta enfermedad pero todos estos síntomas citados anteriormente no son nuevos. Muchas patologías que trata la fisioterapia cursan con alguno de ellos. El objetivo final es mejorar la calidad de vida de los pacientes trabajando con un equipo multidisciplinar para recuperar de una manera progresiva las capacidades que tenían antes de la infección.


La terapia manual, la liberación miofascial, la fisioterapia respiratoria, el ejercicio, la fisioterapia neurológica… son algunas de las muchas posibilidades que tenemos para abordar los síntomas de la Covid-19.

Aunque parezca que alguno de ellos no se pueden tratar desde la fisioterapia, la verdad es que, de una manera principal o secundaria, podemos llegar a trabajarlos y por tanto a mejorarlos.


Os voy a poner un ejemplo rápido. ¿Creéis que desde la fisioterapia podemos mejorar los problemas de memoria o concentración? A priori no, ¿verdad?.

Nos equivocaríamos si pensáramos eso. Con el método Perfetti (método rehabilitador dentro de la fisioterapia neurológica) abordamos problemas como la memoria y la concentración al mismo tiempo que desarrollamos otras deficiencias perceptivas (táctiles, cinestésicas, de peso, de presión…) que presentan los pacientes.



Por tanto, con este pequeño post os quiero animar a que toméis las riendas de vuestra recuperación. A pesar de que no hay un tratamiento para esta patología en concreto, los fisioterapeutas sí que contamos con conocimiento y estrategias para lograr una evolución positiva de estas secuelas, siempre contando con el compromiso y el trabajo personal de los pacientes. No os resignéis a vivir con dolor o con dificultades, siempre hay soluciones, pero estas soluciones hay que buscarlas. Sed ambiciosos y no os conforméis con una calidad de vida mermada, buscad la mejor calidad de vida posible.

¡Hay un horizonte por explorar! ¿A qué estáis esperando?.


Pd: He querido escribir este post como homenaje a las víctimas y al personal esencial que estuvo y está trabajando día y noche por el bien común, con una mención especial a los sanitarios. Sin olvidarme de todos y cada uno de nosotros que empatizamos con la situación que estamos y actuamos en consecuencia.

En definitiva, este post es un homenaje para toda la sociedad. Seamos responsables, que hay mucho en juego.



Idaira Prieto Suarez

Fisioterapia y readaptación de lesiones en Human Perform